A Carón Psicología
Cargando...
Eliminar precarga

Blog. Talleres con Familias

La familia es uno de los espacios más importantes para la socialización de lo que es ser hombre.

La asimilación de la masculinidad tradicional empieza ya en etapas tempranas de nuestra vida, incluso antes de nacer, cuando nuestros padres y madres imaginan y elaboran expectativas en función de si su futura criatura será niño o niña.

Esta socialización es vivida por ese niño como algo natural, ya que se inicia antes de que tenga memoria. A ser hombres macho se aprende y, por tanto, puede desaprenderse.

A pesar de la brecha existente respecto a las mujeres, en relación a la asunción de las tareas de cuidado, en la actualidad la paternidad ocupa un lugar más amplio en la vida de los hombres; implicándose éstos más y mejor de lo que lo hicieron sus propios padres con ellos. 

Cada vez hay un mayor consenso en la percepción de los cuidados como una responsabilidad compartida que debe ser realizada indistintamente o por igual por el hombre y la mujer. No obstante, la incorporación de los hombres al mundo de los cuidados no ha sido equivalente al de las mujeres al mundo laboral, por lo que continúa recayendo sobre éstas un peso mayor (Investigación Proyecto NEO: Masculinidad, empleo, corresponsabilidad. Fundación CEPAIM)

Taller de familias. ¿Qué es eso de ser padres?

Desde A carón Gabinete de Psicología, diseñamos este taller con el objetivo de que las familias tomen conciencia de su poder como agentes de cambio, y pilares fundamentales, para acompañar a sus hijos e hijas en el camino de la igualdad y en la construcción de sus identidades “masculina” y “femenina”. Todo ello desde el respeto a la diversidad.

Es también objetivo de estos talleres que los padres tomen conciencia de cómo la construcción de su identidad como hombres está influyendo en su modelo de paternidad. ¿Quiénes nos enseñaron, en nuestra niñez y adolescencia, a ser hombres y cómo?, ¿Qué mensajes recuerdas acerca de cómo debían ser los hombres y qué cosas no debían hacer?, ¿Cómo nos penalizaron cuando no cumplimos con los mandatos de ser hombre?. Y de lo aprendido: ¿qué habéis interiorizado?, ¿qué les estáis transmitiendo a vuestros hijos?, ¿Seguís la estela trazada o habéis cambiado el rumbo?

El logro de estos objetivos nos lleva a poner en marcha dinámicas que suponen una inmersión altamente vivencial para los y las participantes. Para favorecer este proceso contamos, una vez más, con nuestro gran aliado el material Lego®. Manipulando, ensamblando y conectando sus piezas construyen realidades (pasadas, presentes y futuras) accediendo directamente a su imaginario, en el que todo está representado, sin pasar por el filtro de lo políticamente correcto. Dan forma a lo que fue, a lo que es y, a veces, a lo que será si se producen una serie de cambios.

Pese a lo profundo que pueda parecer el asunto, os aseguramos que, además, pasan un buen rato.

Construir el modelo de padre que queremos ser.

El punto de partida es que tenemos pocos modelos de paternidad positiva a nuestro alrededor. Se produce un conflicto entre las expectativas que aprendimos acerca de lo que es ser padre y las nuevas demandas para ejercer la corresponsabilidad por parte de nuestras parejas. Avanzar implica cuestionar el modelo de padre que tuvimos y construir el que queremos ser. 

Incorporarse a la cultura del cuidado de los hijos implica un aprendizaje. Sí, sí… a cuidar también se aprende.

Preguntas para revisar tu paternidad.

En nuestros talleres formulamos más preguntas que respuestas. La historia de cada participante es diferente; por tanto, non existen respuestas correctas.

Planteamos preguntas que requieren una respuesta única y personal para cada participante. Para llegar a esa respuesta, es necesario el análisis y la reflexión.

Lanzamos preguntas como éstas:

  • ¿Qué significa para ti ser un buen padre?
  • ¿Qué tipo de padre te gustaría ser?
  • ¿Cómo te gustaría que tus hijos e hijas te vieran como padre?
  • ¿Por qué nos perdemos la crianza de nuestros hijos e hijas?

La paternidad se ha relacionado durante mucho tiempo con la figura de un proveedor material (ropa, comida, etc.), dejando de lado y traspasando a las madres el tiempo, el cariño y los cuidados. ¿Qué es lo más importante?, ¿Cuánto de presente estoy en mi rol de padre?

A nuestro entender, la paternidad/maternidad es una responsabilidad compartida en la que unos y otras han de ponerse a la tarea de cuidar, proporcionar afecto, prestar atención, dedicar tiempo y espacio, satisfacer necesidades básicas, calmar, contener… ¿hasta cuándo va a seguir dependiendo su aplicación de una cuestión de género? 

Para tener una visión más práctica y algún ejemplo de cómo trabajamos todo lo hablado con las familias, os dejamos el link a este vídeo en el que tratamos de explicarlo. Esperamos que os guste.

 

 

 

Para terminar, nos gustaría recomendaros el ensayo fotográfico de Johan Bävman, quien con su trabajo quería descubrir porqué los padres que posaron para él optaron por quedarse en casa más tiempo que la mayoría de los padres suecos y de qué manera habían cambiado las relaciones con sus parejas y sus hijos e hijas. Interesante, ¿verdad? Pues pasad y deleitaos.


Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios